Mesace-Cuidado y mantenimiento de los cascos del caballo

El caballo es un mamífero de gran porte, su tamaño varía considerablemente entre las distintas razas, oscilando su altura entre 142 hasta 185 cm y su peso entre 380 y 550 kilogramos. La Federación Ecuestre Internacional establece, como norma general, la altura de corte entre caballos y ponis en 148 cm sin herraduras.

El casco es el recubrimiento córneo del pie del caballo. Las partes que definen el casco protegen a las estructuras subyacentes del pie e inician la disipación de las fuerzas producidas cuando el pie golpea contra el suelo.

Como vemos en nuestro curso de Técnico en equinos, el cuidado de los cascos del caballo es una tarea fundamental dentro de los cuidados del animal, puesto que sin un adecuado mantenimiento de los mismos pueden producirse problemas como grietas, abcesos e infecciones graves que pueden llevar a enormes dificultades de movilidad.

Contenido

Anatomía del casco del caballo

El examen de la superficie de apoyo del casco muestra:

  • la palma
  • la ranilla
  • los talones
  • las barras
  • la superficie de apoyo de la pared

Las regiones de la pared son:

  • lumbres o pinzas
  • cuartas partes
  • talones

 

Mantenimiento de los cascos del caballo

Los cascos del caballo crecen continuamente y en estado natural se desgastan solos, pero necesitan ser recortados cada cinco o seis semanas en los caballos herrados. A los caballos en cautividad se les suele poner herraduras porque desgastan más rápidamente los cascos, debido a la dureza del pavimento y el sobrepeso que tienen, en comparación con los caballos en libertad y que se desplazan por la tierra.

La limpieza del casco es fundamental para su mantenimiento y se recomienda realizar antes y después de realizar ejercicio. Como material, necesitaremos: grasa selladora, limpiacascos y una brocha. Cada casco debe ser cuidado, tanto en la pared como en la superficie de apoyo.

  • Debe levantarse cada mano y pie extrayendo la suciedad acumulada en la palma, ranilla y surcos laterales de la ranilla, así como entre la palma y la herradura.
  • Para esto se utiliza un limpiacascos, gancho curvo con punta roma.
  • Trataremos de eliminar la suciedad trabajando desde el talón hacia la lumbre, poniendo especial cuidado para no penetrar en las zonas blandas de la ranilla.
  • Cuidaremos especialmente el aseo de los surcos colaterales de la ranilla, ya que es el lugar preferido para las bacterias, piedras y cualquier elemento punzante.
  • Comprobaremos la no existencia de cortes ni grietas, así como el grado de sequedad del casco.
  • Para terminar la limpieza, comprobaremos que la herradura se mantiene perfectamente colocada y pasaremos los dedos por los remaches para comprobar que se mantienen en su sitio.
  • A su vez, la pared del casco deber ser cepillada para eliminar sustancias extrañas como arena y estiércol.
  • Para evitar la deshidratación del casco y la formación de escamas y cuartos, debe aplicarse frecuentemente grasa. En caso de caballos con cascos secos, la grasa es preferible aplicarla tras la ducha, con el casco aún húmedo.

Otras recomendaciones para el cuidado de los cascos del caballo

La acumulación de estiércol en el interior del casco se descompone, creando un entorno ideal para los gérmenes y produciendo el reblandecimiento de los cascos del caballo, lo que puede causar enfermedades, como la podredumbre de la ranilla.

Es fundamental que un animal estabulado disponga de una cama seca y limpia ya que no hay nada más destructivo para los cascos que el amoníaco de los desechos equinos y de la cama en descomposición.

También hay que examinar el estado de las herraduras, si están bien asentadas o sueltas, si hay clavos levantados o cualquier otra circunstancia que pueda provocar una lesión en el caballo.

Y además de todos estos cuidados se puede suplementar la dieta con biotina bajo la supervisión del veterinario. La biotina es una vitamina fundamental para la fabricación de algunas proteínas como la queratina, presente en piel, pelo y en los cascos, estimulando una pared del casco más gruesa y elástica que facilita el herrado.

Autor: CIM Formación  www.cimformacion.com/blog/veterinaria/mantenimiento-cascos-del-caballo/

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Llamar

¡Suscribete y recibe información relevante!

Abrir chat
Dudas sobre algún producto? Escríbanos..
Hola, estamos en línea
24 horas para asesorarte.
Cel +57 320 7528243