MESACE. Estrés en Equinos.

Estrés en Equinos.

Muchas personas pueden creer que cuidar bien de un caballo y mantenerlo contento y feliz consiste simplemente en proveerlo con lo mejor que el dinero pueda comprar; un buen establo, abundante heno fresco y los servicios de un
montador, si el caso así lo a merita; sin embargo, esta es una concepción errónea.

El estrés, visto desde una manera natural, es vital para la supervivencia y desarrollo de los caballos, por ejemplo, si nos
remontamos unos cuantos millones de años atrás, cuando los caballos corrían libres por las grandes y vastas praderas,
era el estrés, lo que les permitía salir con vida cuando un depredador los acechaba, pues el estrés es el causante de una reacción en cadena de factores endocrino lógicos y físicos, que permitían al caballo hacer uso de su fuerza, habilidad y
energía, para salir bien librado de la situación en la cual se encontraban.

En la actualidad estas condiciones han cambiado y la realidad del día a día de un equino ya no requiere del estrés
para salir bien librado de una situación en la que puede ser una presa.

¿Cómo afecta el estrés a los caballos?
Cualquier situación estresante afecta, de forma inmediata y directa, al sistema endocrino del caballo liberando automáticamente epinefrina y norepinefrina, más conocidas como las hormonas del estrés (hormonas que inician la
respuesta “de lucha o huida” y que pueden provocar un aumento en la presión sanguínea y en las frecuencias
cardíacas y respiratorias), estas dos hormonas generan una reacción en cadena a nivel hormonal y fisiológico, que
permiten la liberación de Cortisol, obteniendo así, como resultado, un incremento en el metabolismo de la glucosa,
para proporcionarle mayor energía a nuestro caballo al momento de reaccionar y actuar y poder liberarse, escaparse
o deshacerse de aquella situación de riesgo.

Inicialmente, los efectos benéficos del Cortisol son necesarios para librarnos de la situación estresante, pero a largo plazo la cortisona reduce la captación de la glucosa a nivel celular, en otras palabras, la célula no está siendo capaz de tomar alimento, teniendo así un impacto negativo en el metabolismo energético del animal.

Cuando decimos a largo plazo, nos referimos a una fuente constante y continua de estrés, en donde la liberación de Cortisol tendrá un impacto negativo en los sistemas inmunológico, digestivo, reproductor, cardiovascular y en su comportamiento. Además de presentar un alto incremento de úlceras gástricas, cólicos y diarrea debido al estrés.

¿Por qué ocurre el estrés en los caballos?
Los caballos son mucho más felices estando al aire libre, corriendo, comiendo y pastando (en su habitad natural, en libertad, 70% de su tiempo lo pasarían de esta manera) e indiscutible mente interactuando con otros caballos. Ellos son seres altamente sociales, tienen jerarquías, posiciones, roles y responsabilidades dentro del grupo.

Pero cuando el hombre doméstica y encierra al caballo en un establo, por más amplio que este sea, reprime y cambia enormemente la vida del animal, sin mencionar el sin número de situaciones desconocidas y estresantes que el caballo puede experimentar durante su vida junto al humano.

Absolutamente todos los caballos, ya sean de recreación o de alto rendimiento se encuentran en sus vidas diarias con muchas fuentes de estrés, por ejemplo:

  • Prolongado y excesivo ejercicio, ya sea durante competición, recreación o entrenamiento.
  • Largas horas de transporte para asistir a eventos y competencias.
  • Condiciones ambientales extremas, particularmente mucho calor y humedad, además de condiciones donde se presente mucho polvo, frió y viento.
  • Descanso insuficiente después de un evento, competencia o transporte.
  • Falta o poco sueño en eventos o competencias, por ejemplo, mucha actividad en horas de la noche antes de la competencia, establo poco adecuado o pequeño que no le permite al animal echarse y descansar confortablemente.
  • Experiencias desconocidas e intimida doras para el caballo.
  • Confinamiento.
  • Espacios desconocidos como establos y pesebreras en los lugares de competición o viaje.

¿Qué podemos hacer para ayudar a los caballos?
Los caballos están expuestos a muchas situaciones que implican estrés. De hecho, muchos caballos viven situaciones estresantes a diario y la gran mayoría de éstas son “causadas por el hombre” y se relacionan con la rutina de entrenamiento y con las prácticas de control.

Existen varias prácticas que se pueden implementar en la vida de los caballos para minimizar y combatir los efectos negativos del estrés. La gran mayoría se basa, simplemente, en utilizar nuestro sentido común y realizar unas buenas prácticas de entrenamiento, administración y mantenimiento.

Pero una herramienta, en particular, ha demostrado ser altamente eficiente y benéfica en la reducción y prevención del estrés. Estudios realizados han demostrado que el masaje terapéutico incrementa la producción de dopamina y serotonina, las cuales reducen los niveles de las hormonas del estrés (cortisol, epinefrina y norepinefrina), además de incrementar también los niveles de endorfinas, las cuales han sido comprobadas como hormonas que ayudan con la disminución o control del dolor, ya sea por causa de un estrés crónico o de una lesión física.

https://www.revistacaballistas.com/

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Llamar

¡Suscribete y recibe información relevante!

Abrir chat
Dudas sobre algún producto? Escríbanos..
Hola, estamos en línea
24 horas para asesorarte.
Cel +57 320 7528243